> Biblioteca  > Elaboración de políticas > Finanzas agrícolas

Finanzas agrícolas

Las finanzas agrícolas representan un sector de las finanzas rurales y se refieren al financiamiento de las actividades relacionadas con la agricultura, tales como, provisión de insumos, distribución, venta al mayoreo, procesamiento, mercadeo, entre otros. Los proveedores de servicios financieros enfrentan distintos retos cuando tienen que lidiar con este sector ya que la naturaleza estacional de la producción y su dependencia en procesos biológicos y recursos naturales deja a los productores sujetos a eventos que van más allá de su control. Sequías, inundaciones, o plagas son comunes a esta actividad productiva. De otro lado, siendo la tierra el activo más ampliamente aceptado como colateral, se presentan frecuentemente problemas referentes a los derechos de títulos de propiedad en áreas rurales. Los préstamos pequeños raramente justifican los costos de acción legal para reclamar las tierras y ejecutar las garantías. Activos muebles como ganado, maquinaria y equipo también se encuentran sujetos a riesgos de no poseer derechos de propiedad y cobertura de algún seguro.

Debido al gran número de pobladores de las zonas rurales en los países en desarrollo, los elaboradores de políticas han intervenido en el pasado en las finanzas agrícolas mediante créditos subsidiados y a través de una variedad de canales. Tales programas frecuentemente crearon más problemas de los que esperaban resolver, por lo cual la política de provisión de crédito pasó de un enfoque dirigido por la oferta a uno basado en la demanda y el mercado, donde se dio mayor relevancia a instituciones financieras viables. Los gobiernos aún se hallan tentados en controlar las tasas de interés, así como establecer medidas de control a través de otros mecanismos. Por lo tanto, las políticas relacionadas a las finanzas agrícolas aún permanecen como un tema importante para los elaboradores de políticas.

 

Arar los campos